Remedios naturales para la artritis

Remedios naturales para la artritis: 3 plantas que te ayudarán

Cuando hablamos de artritis nos referimos a la inflamación de una o más articulaciones que se da por la degradación del cartílago, que es el encargado de proteger las articulaciones, pero también las protege de las presiones que se producen al caminar, por ejemplo, o al hacer movimientos. Si este cartílago está afectado, los huesos rozan y produce inflamación y dolor

Pero antes de llevar un tratamiento para la artritis, debes saber que hay muchos tipos diferentes y deberá ser tu médico quien te lo prescriba. Eso sí, dentro de los remedios naturales, encontramos 3 plantas que te serán de mucha utilidad.

1.- Té verde

El té verde es una infusión con muchas propiedades beneficiosas sobre nuestro organismo. Además de poseer gran cantidad de antioxidantes, previene de algunos tipos de enfermedades, así como el riesgo de sufrir un ictus. Pero no sólo eso, también se utiliza para combatir la inflamación y el dolor, dos síntomas claros de la artritis reumatoide.

Si se consume de manera regular ayuda a fortalecer los huesos y las articulaciones de forma importante, ya que contiene una sustancia que bloquea la enzima que destruye el cartílago. Es suficiente con una taza de té verde al día para conseguir mejoras. No es aconsejable más porque puede tener un efecto laxante.

2.- La manzanilla

Es otra de las infusiones con más beneficios para esta enfermedad de los huesos, gracias a sus sustancias antiinflamatorias y calmantes. Además de mitigar el dolor, disminuye la inflamación de los tejidos afectados por la acumulación de líquidos retenidos. La manzanilla nada tiene que ver con el té verde, por lo que puedes consumirla hasta tres veces al día sin ningún problema.

3.- La cúrcuma

Es una de las plantas más populares en todo el mundo para tratar dolencias. Su alto contenido en antioxidantes la hacen especialmente buena. Además, es rica en nutrientes, por lo que es ideal para tratar la artritis. Alivia la inflamación de las articulaciones y la rigidez que se produce con la enfermedad. Y es que 1,2 gr de cúrcuma tienen el mismo efecto que 300 ml de fenilbutazona.

Aunque se puede consumir de diferentes formas (hay quien la utiliza para cocinar), lo mejor es hacerlo en forma de infusión.  Sólo necesitas 1 litro de agua, 5gr. de cúrcuma y 1 cucharada de miel. Hierve el agua con la cúrcuma, deja reposar y consume con la miel.

No debemos olvidar que el tratamiento de la artritis, que es más frecuente que se dé según avanza la edad, no debe sustituirse por las plantas, sino que éstas deben ser sólo un complemento. Tampoco debemos dejar pasar lo importante que es la actividad física en los ancianos para esta patología.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 4)
Etiquetas: