/, Cuidado de mayores, Particulares/¿Qué es el síndrome del cuidador quemado? Síntomas y soluciones

¿Qué es el síndrome del cuidador quemado? Síntomas y soluciones

¿Has oído hablar alguna vez del síndrome del cuidador quemado? Se trata de un trastorno que afecta a las personas que han asumido el rol de cuidador principal de una persona dependiente, es decir, que no se vale por sí misma.

Son muchas y muy diferentes las patologías que pueden ser catalogadas como enfermedades incapacitantes, hasta tal punto de no poder llevar una vida normal sin ayuda de otra persona, el cuidador.

Hace tiempo te propusimos algunos consejos para no acabar agotado si eres el cuidador de tus mayores. Y es éste precisamente, uno de los síntomas más claros, el agotamiento físico y mental, a lo que se suman otra serie de señales que no podemos ignorar:

  • Entre ellas, se encuentra el hecho de autorresponsabilizarse de la vida de la persona afectada (control de la medicación, aseo, visitas médicas, alimentación…), hasta tal punto de relegar su vida a un segundo plano.
  • Va perdiendo independencia poco a poco, una independencia que no vuelve a no ser que se dé cuenta a tiempo. Sus responsabilidades, su vida personal o social, pasan a ser secundarias.
  • Pierde las relaciones con sus familiares o amigos. Y es que, cada vez pasa menos tiempo con ellos para dedicárselo a la persona que depende de él. No debemos olvidar que para tener una mente saludable, son necesarios los ratos de ocio y recreo, así como las relaciones sociales.
  • Se producen problemas laborales, ya que el cuidador afectado por este síndrome, no se preocupa tanto por sus responsabilidades del trabajo, lo que puede llegar a ocasionar despidos o situaciones tensas.
  • Inestabilidad emocional, donde los cambios de humor serán los principales protagonistas. La mente del cuidador puede vivir episodios de estrés, ansiedad, e incluso depresión.
  • Puede llegar a padecer trastornos del sueño, conductas abusivas relacionadas con el tabaco o el alcohol, pérdida de apetito y peso, pérdida de memoria o dificultad de atención.
  • Y lo más importante, mientras la calidad de vida de la persona dependiente va en aumento por los continuos cuidados y atenciones del cuidador, la de éste va decayendo de manera paulatina.

Si conoces a alguien en esta situación o te ves reflejado en tú mismo, ¿qué debes hacer? Pues para empezar darnos cuenta de que necesitas ayuda y que eso no significa que te desentiendas de la persona, al contrario, buscas lo mejor para ella.

En este sentido, mSoluciona, como empresa de ayuda a domicilio que es, puede ayudarte en esta tarea. Disponemos de profesionales cualificados, acreditados y experimentados para ayudarte a cuidar a tus familiares dependientes. La calidad de nuestro servicio es nuestra mejor carta de presentación, pues buscamos tu tranquilidad al saber que los tuyos están en buenas manos. ¡Pídenos presupuesto sin compromiso!

Y no te olvides que caer en el síndrome del cuidador quemado es muy fácil si vas relegando tu vida a ese segundo plano del que hablábamos. ¿Por qué no pides mejor un poco de ayuda?


También te puede interesar: 5 consejos para cuidar a los mayores en casa o Cuidado de mayores: ¿Qué hago con mis padres?

Por | 2019-10-10T14:21:05+02:00 marzo 27th, 2017|Categorías: Cuidado de enfermos, Cuidado de mayores, Particulares|1 comentario

Un comentario

  1. […] Muchas veces, queremos atender a las personas dependientes que tenemos a nuestro cargo: padres mayores, hermanos enfermos, etc. Sin embargo, no siempre es posible, no sólo porque tenemos que hacer frente a nuestras responsabilidades diarias, como los hijos o el trabajo, sino porque podemos llegar a sufrir el síndrome del cuidador quemado. […]

No se permiten comentarios.