/, Particulares/Bronquiolitis: el principal motivo de hospitalización en menores de un año

Bronquiolitis: el principal motivo de hospitalización en menores de un año

¿Conoces la bronquiolitis? Se trata de un virus que provoca la infección de las vías respiratorias. Éstas se inflaman y, por tanto, se dificulta la respiración. Se da sobre todo en niños, y es la primera causa de hospitalización en menores de un año.

Eso sí, no debemos confundirla con la bronquitis (más frecuente en adultos mayores). Mientras ésta afecta a los bronquios (vías aéreas altas), la bronquilotis afecta a los bronquios terminales y bronquiolos.

Los síntomas más frecuentes de la bronquiolitis son la secreción nasal, tos y dificultad para respirar, pudiendo darse fiebre o no. En un 70% de los casos viene provocada por el virus respiratorio sincitial (VRS).

La bronquiolitis comienza como un catarro, y se va extendiendo desde las vías superiores a las inferiores. Una de las alertas más llamativas es que el niño pierde el apetito, o se salta tomas, en el caso de los lactantes.

Como ya hemos dicho anteriormente, se suele dar, sobre todo, en niños menores de un año, aunque también lo pueden sufrir niños más mayores, e incluso adultos. Sin embargo, son los de menos de tres meses los que corren más peligro, sobre todo si padecen alguna enfermedad crónica, cardíaca o han nacido prematuros.

Pero, ¿cómo se produce el contagio de la bronquiolitis? De manera muy sencilla, a través de la tos, los estornudos o por contaminación de las superficies. Por este motivo, es muy fácil que se pase de niño a niño en la guardería, convirtiéndose en una de las enfermedades de guardería más comunes.

Por esto, entre otras cosas, es importante extremar las medidas de higiene y acostumbrar a los niños cuando ya van siendo autónomos a lavarse las manos a menudo. Al menor de los síntomas, acudiremos al médico con el peque.

En muchos casos, sobre todo si hablamos de bebés de tres meses o menos, será necesaria la hospitalización. El tratamiento será sintomático, es decir, mantener la hidratación y nutrición del menor y mejorar la oxigenación.

Si la bronquiolitis no se cura bien, puede traer secuelas a los niños, como bronquitis recurrente o asma, por lo que acudir al médico lo antes posible será siempre la mejor opción, desechando toda idea de automedicación.


También te puede interesar: El rotavirus en los niños: Todo lo que debes saber o Los virus son los causantes del 90% de las infecciones en niños

Por | 2019-10-10T14:19:20+02:00 diciembre 27th, 2016|Categorías: Cuidado de niños, Particulares|Sin comentarios