bronquitis ancianos

Bronquitis, la enfermedad de los ancianos en otoño

La llegada del otoño supone que nuestro cuerpo tenga que hacer frente a los cambios que supone la nueva estación. Estos cambios incluyen la alimentación, la vuelta a la rutina tras las vacaciones o los cambios bruscos de temperatura. Todos estos cambios hacen que nuestro cuerpo sea más vulnerable al ataque de baterías y virus. Una de las enfermedades derivadas del ataque de estos virus es la bronquitis, dolencia que afecta especialmente a los ancianos cuando llega el otoño.

¿Qué es la bronquitis?

Aunque la palabra bronquitis pueda inquietarnos, su causante, el virus sincitial respiratorio, no suele presentar complicaciones salvo en determinados grupos de población, tales como niños menores de dos años, pacientes con otras enfermedades respiratorias o ancianos. La bronquitis se produce cuando este virus, más frecuente en otoño e invierno, invade las vías respiratorias bajas, produciendo una infección.

Se llama bronquitis a la inflamación de la mucosa o capa que cubre a los conductos encargados de transportar el aire a los pulmones (bronquios y bronquiolos). Por lo general, la bronquitis viene precedida por una gripe, un resfriado o infecciones de garganta.

Tipos de bronquitis

Distinguimos dos tipos de bronquitis:

  • Bronquitis aguda: los síntomas clásicos se asemejan en cierta manera a los de un resfriado. Se puede sentir un cosquilleo en la parte posterior de la garganta que lleva a una tos seca e irritante. A medida que la infección empeora, la persona aquejada de bronquitis aguda puede tener mucosidad espesa de color amarillento. Otros síntomas son dificultad respiratoria, sensación de ronroneo en el pecho, cosquilleo en la parte posterior de la garganta que lleva a que se presente dolor o sueño deficiente, entre otros.
  • Bronquitis crónica: en contraprosición a la bronquitis aguda, existen casos en los que, además de la inflamación de las vías aéreas, se presenta abundante producción de moco, ahogo y silbidos al respirar, hasta el punto de que, en muchos casos, la dolencia incapacita incluso el movimiento del enfermo. Esta bronquitis es crónica y en la mayoría de los casos viene motivada también por el tabaco. Se estima que la bronquitis crónica la padece 1 de cada 10 mayores de 45 años.

Bronquitis

¿Cómo se previene la bronquitis?

Las medidas preventivas más importantes son el abandono del tabaquismo, la vacunación anual en otoño de la gripe y la vacunación antineumocócica. Además de esto, algunas pautas son llevar una nutrición a base de comidas pequeñas y frecuentes, incluyendo frutas y verduras en abundancia, o una adecuada hidratación.

¿Necesitas ayuda para cuidar de los ancianos de tu familia? En mSoluciona Retiro ponemos a tu disposición a los mejores profesionales en asistencia a enfermos en Madrid.