/, Particulares/Todo lo que tienes que saber sobre las grasas saturadas

Todo lo que tienes que saber sobre las grasas saturadas

Es importante que conozcas en qué consisten las grasas saturadas. Nuestro organismo precisa de grasas para una dieta saludable. Sin embargo, éstas pueden ser saturadas (aquellas que elevan el colesterol malo) o insaturadas (aquellas que bajan el colesterol LDL). 

Siempre se ha dicho que debemos evitar las grasas saturadas para tener una buena salud cardiovascular. Sin embargo, si no se consumen en exceso y las tomamos dentro de una dieta equilibrada, no son tan nocivas.

Eso sí, las personas que sufren trastornos como la hipercolesterolemia, sí que deben tener especial cuidado con las grasas saturadas y evitarlas en la medida de lo posible, así como procurar bajar sus niveles. Y después de saber esto, ¿dónde podemos encontrar las famosas grasas saturadas? A continuación, te mostramos una lista con todos los alimentos que la contienen, toma nota:

  1. En la carne roja. Aquí debemos hacer especial hincapié en distinguir dos tipos de carne roja: la procesada (como las salchichas) y la no procesada (ternera, cordero o cerdo). La carne del primer tipo sí que se relaciona con problemas de corazón, mientras que la del segundo es totalmente sana siempre y cuando la consumamos en la debida proporción, alternándola con otro tipo de alimentos. La carne roja es una potente fuente de proteínas, las cuales también las podemos obtener de otros alimentos, como por ejemplo los frutos secos o el pescado (el azul es el más recomendable). Comer dos veces a la semana carne roja no perjudica nuestra salud. Eso sí, debemos evitar la procesada.
  2. En el queso. Siempre se ha escuchado que el queso curado subía nuestros niveles de colesterol malo. Sin embargo, tras un estudio realizado entre personas que consumían queso con moderación y aquellas que lo tomaban dos veces al día, las segundas tenían un riesgo 12% menor de desarrollar diabetes. Dicho estudio concluye que el queso fermentado produce bacterias que son buenas para nuestro organismo, e incluso podrían ayudar a rebajar los niveles de colesterol.
  3. En la leche entera. Si bien es cierto que es bueno tomar pocas grasas saturadas, la leche entera es un alimento algo contradictorio. Por una parte, la leche desnatada es buena para las personas que no pueden consumir de manera asidua grasas saturadas, pero por otra, la leche entera es más saciante que la desnatada y con el paso de los años puede ayudarnos a no coger kilos de más.
  4. En la mantequilla. Si te preguntáramos cuál es más dañina, si la mantequilla o la manteca de cerdo, muy probablemente responderías la segunda. Sin embargo, se ha comprobado que la manteca de cerdo posee menos grasa saturada que la mantequilla y el doble de ácidos grasos monoinsaturados, los cuales son saludables para el corazón. Pero frente a estas dos, encontramos la margarina, cuya grasa saturada es mínima.
  5. En la bollería industrial. Posiblemente no exista ningún otro alimento más dañino para nuesta salud cardiovascular que la bollería industrial. Y es que, la mayoría de las veces, está elaborada a base de aceites de palma o de palmito, poco o nada saludables para nuestro corazón. ¿Lo ideal? Mirar siempre las etiquetas de los productos o alimentos que compremos y comprobar que el aceite utilizado es del oliva o girasol, los más sanos.

Ahora que ya conoces todo lo que tienes que saber sobre las grasas saturadas, lleva una dieta más sana y equilibrada, con importantes raciones de frutas y verduras.

Por | 2016-02-09T19:11:22+01:00 febrero 9th, 2016|Categorías: Cuidado de enfermos, Particulares|Sin comentarios