Los ancianos y los animales: Beneficios de tener una mascota

Los ancianos y los animales: Beneficios de tener una mascota

¿Cómo es la relación entre los ancianos y los animales? La ciencia ya ha demostrado en numerosas ocasiones que tener una mascota en casa es muy beneficioso para los miembros de la familia, pero cuando hablamos de los mayores y la tercera edad, parecen incluso aumentar. 

Hay terapias, como la pintura, que ayudan a los mayores, pero también lo hacen las mascotas. Un perro o un gato nos aportan cariño, compañía, alegría y, en definitiva, felicidad. Hay muchos ancianos que, por diferentes causas, llegan a la vejez solos, o incluso teniendo familia, ésta no puede estar pendientes de ellos todo el tiempo.

Pues bien, es ahí donde las mascotas cumplen una función muy importante. Diferentes estudios han probado que las personas que conviven con animales tienen mejor calidad de vida y viven más tiempo. Se ha demostrado, además, que acariciar a un gato alivia los niveles de estrés.

Pero ¿qué beneficios exclusivos aportan las mascotas a los ancianos? Te las enumeramos:

1.- Aumentan su autoestima

Algunas personas que llegan a la jubilación notan que disponen de demasiado tiempo libre y no saben cómo emplearlos. Según pasan los años, el sentimiento de soledad y de no sentirse útiles va aumentando, lo que provoca un descenso de su autoestima. Los animales, simplemente por el hecho de necesitar ciertos cuidados y atenciones, así como pedir y dar cariño, hacen que los mayores se vuelvan a sentir útiles y llenos de vida.

2.- Se incrementa la sociabilidad

Aquí es donde el perro adquiere un papel fundamental. El hecho de sacar a pasear una mascota, facilita el acercamiento entre extraños y hace que surjan conversaciones espontáneas que ayudan a que los ancianos se hagan más sociables. Es posible que nazcan nuevas amistades con personas de su edad.

3.- Alivia el estrés y la tensión

El hecho de que una persona mayor pase sola mucho tiempo, puede provocar que los niveles de estrés y ansiedad se incrementen. Las mascotas alivian gran parte de ese estrés, incluso en momentos de malas noticias, consiguen calmar sus nervios. Los gatos, con sus ronroneos consiguen bajar las pulsaciones aceleradas. Y como ya habíamos comentado, acariciar a un gato disminuye el estrés.

4.- Consiguen aumentar la movilidad de los mayores

Es posible que con la edad, los ancianos sean reacios a moverse más y a hacer ciertos ejercicios que los benefician. El hecho de verse obligados a salir a pasear con su perro les anima a darse buenas caminatas sin la necesidad de recordárselo, acabando así con el peligroso sedentarismo.

Es importante que cada persona tenga una mascota adecuada. Si hablamos de personas mayores, lo ideal es que el perro no sea demasiado grande para no tener problemas a la hora de pasear, que sea una raza tranquila y empática. Los gatos son ideales para cualquier edad y condición, sobre todo si la persona tiene problemas de movilidad, pues un gato no requiere sacarlo a pasear.

Como ves, las mascotas tienen muchos beneficios para los ancianos. Es cuestión de planteárselo…