Esclerosis múltiple: Síntomas y tratamiento más adecuado

Esclerosis múltiple: Síntomas y tratamiento más adecuado

La esclerosis múltiple es una enfermedad que afecta al cerebro y a la médula espinal, y por tanto, al sistema nervioso central. Se trata de una enfermedad autoinmune que afecta a ambos sexos, aunque es más frecuente en mujeres

Es una de las enfermedades neurológicas más comunes entre la población de 20 a 30 años, aunque se puede dar a cualquier edad. No es contagiosa ni hereditaria y puede variar mucho de una persona a otra. No se conoce cuál es la causa exacta por la que se produce y hasta el momento, tampoco existe cura posible.

Según la Federación Española para la Lucha contra la Esclerosis Múltiple: “En la EM la mielina se pierde en múltiples áreas dejando en ocasiones, cicatrices (esclerosis). Estas áreas lesionadas se conocen también con el nombre de placas de desmielinización. La mielina protege las fibras nerviosas y también facilita su función. Si la mielina se destruye o se lesiona, la habilidad de los nervios para conducir impulsos eléctricos desde y al cerebro se interrumpe y este hecho produce la aparición de síntomas. Afortunadamente la lesión de la mielina es reversible en muchas ocasiones”.

Síntomas de la Esclerosis Múltiple

Los síntomas más comunes son fatiga, falta de equilibrio, dolor, alteraciones visuales y cognitivas, dificultades del habla, temblor o problemas de coordinación, entre otros. Pero como hemos dicho anteriormente, los síntomas dependen del área del cuerpo dañada.

Tipos de Esclerosis Múltiple

  • Esclerosis múltiple con recaídas o remisiones: En este caso se dan recaídas imprevisibles (ataques) durante las cuales aparecen los síntomas estos se agravan. Su duración es variable, dándose una remisión parcial e incluso una recuperación total.
  • Esclerosis múltiple benigna: Después de uno o dos brotes con recuperación completa, este tipo de EM no empeora con el tiempo y no hay incapacidad permanente.
  • Esclerosis múltiple progresiva secundaria: Se va desarrollando una incapacidad progresiva durante la enfermedad, frecuentemente con recaídas.
  • Esclerosis múltiple progresiva primaria: Este tipo se caracteriza por la ausencia de ataques definidos, sin embargo, hay un comienzo lento y un empeoramiento progresivo.

Tratamiento de la Esclerosis Múltiple

Como ya hemos comentado, no existe cura para esta enfermedad. Sin embargo, sí que hay tratamientos para frenar su avance o la frecuencia de los brotes. Estos serán diferentes dependiendo del área dañada y del paciente. El principal objetivo de estos tratamientos es mejorar la calidad de vida de las personas con EM.

La esclerosis múltiple es una enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo, por lo que es bueno conocerla un poco más a fondo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)