EPOC: Síntomas, causas y tratamiento más adecuado

EPOC: Síntomas, causas y tratamiento más adecuado

La EPOC, o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la sufre más o menos un 10% de la población de más de 40 años. Concretamente en España la padecen 2.185.764 personas. Por eso, las campañas de concienciación de la sociedad son tan importantes.

Esta enfermedad, como su nombre indica, consiste en la obstrucción persistente de las vías respiratorias. Viene causada por el mal hábito de fumar, y o el hecho de estar mucho tiempo expuesto al humo de tabaco, ocasionando una pérdida de la función pulmonar acelerada.

La EPOC se puede presentar mediante dos trastornos, aunque la mayoría de la gente presenta una combinación de ambos. Hablamos de bronquitis crónica o de enfisema, lo que provoca daño en los pulmones según avanza la enfermedad.

Causas de la EPOC

Como ya hemos comentado, un 90% de los casos se da por culpa del tabaco o su exposición directa. Es más, uno de cada cuatro fumadores la padece. Sin embargo, el otro 10% se produce por respirar en ambientes contaminados o con gas, cocinar con fuego sin ventilación suficiente o tener antecedentes de enfermedades pulmonares.

Síntomas de la EPOC

  • Tos, el síntoma más común, que se puede presentar con flema o sin flema
  • Disnea
  • Cansancio y fatiga
  • Infección en las vías respiratorias
  • Silbidos a la hora de respirar
  • Dificultad para coger aire

Será la espirometría la que nos confirme si padecemos o no esta enfermedad. Esta prueba consiste en soplar lo más fuerte que podamos en una máquina, para comprobar así nuestra capacidad pulmonar.

Tratamiento de la EPOC

Actualmente, la EPOC no tiene cura, pero con ciertos medicamentos pueden controlarse los síntomas de la enfermedad y hacer que no avance. Se suelen utilizar inhaladores o broncodilatadores, con el fin de abrir las vías respiratorias. También esteroides y antiinflamatorios, para disminuir la inflamación.

Sin embargo, una vez diagnosticada la enfermedad, será el médico el único que nos proporcione el tratamiento adecuado a nuestro caso concreto. Hay recomendaciones generales para poder controlar la EPOC en casa.


También te puede interesar: Día Mundial de la EPOC: No es demasiado tarde

Etiquetas: