Cómo reducir el estrés del cuidador de una persona con demencia

Cómo reducir el estrés del cuidador de una persona con demencia

¿Cómo reducir el estrés del cuidador de una persona con demencia? Es bastante frecuente que, cuando alguien se encarga de un familiar con demencia, puedan sufrir episodios de ansiedad, nerviosismo o estrés. Y es que, no siempre es fácil conducir la situación, sobre todo cuando no estamos preparados para ello. 

Hace poco te dimos algunos consejos para no acabar agotado si habías decidido comenzar a cuidar a un mayor con demencia. Pues bien, puede que no sea suficiente. Debemos tener en cuenta que en el 75 % de los casos, son familiares y amigos quienes se encargan de una persona que padece demencia sin recibir ninguna prestación económica a cambio, un trabajo que, en muchas ocasiones, se suma a nuestras cargas diarias como el trabajo o nuestra propia familia.

Las consecuencias pueden ser muy malas, y llevar al cuidador a caer en ansiedad, depresión, insomnio, consumo incrementado de alcohol o psicofármacos, y así lo confirma la Universidad de Deusto, como parte del Proyecto Educa, del Instituto de Investigaciones Psiquiátricas de las Hermanas Hospitalarias.

Se recomienda por tanto, un buen programa de psicoeducación, aprendiendo de esta forma a rebajar el estrés gracias a ejercicios y a saber cómo resolver los problemas cotidianos que se pueden ir presentando.

Parece algo necesario, a juzgar por las palabras de la psicóloga clínica, Ana Isabel Domínguez: “El 75% de los cuidados necesarios son dispensados por familiares o amigos sin que exista una contraprestación económica y se ha estimado que un cuidador principal de un paciente con demencia puede dedicar alrededor de 70 horas a la semana a la labor de los cuidados. El 70% de las personas con demencia vive en sus domicilios”.

Pero no sólo eso, también asegura que: “La atención a las personas con problemas de discapacidad recae sobre la familia, aun con el apoyo de los recursos y los servicios públicos”. Es por ello, que una buena opción para los cuidadores es recurrir a empresas de ayuda a domicilio para que nos faciliten la labor, al menos varias horas al día para no vernos ahogados con los cuidados y poder llevar a cabo nuestra vida y tener tiempo de ocio.

Los expertos siempre dicen lo mismo, un cuidador, además de encargarse de las necesidades de la persona que está a su cargo, debe disponer de tiempo para sí mismo con el fin de no caer en el estrés o la ansiedad. Dentro de las 5 claves infalibles para cuidar a los mayores en casa, es una de ellas.

Ahora que sabemos cómo reducir el estrés del cuidador de una persona con demencia, sólo queda preguntar a un profesional médico y seguir sus indicaciones, porque el bienestar de ambos y la calidad de vida es lo más importante.

Etiquetas: