Calzado para mayores: guía básica para acertar

Calzado para mayores: guía básica para acertar

Elegir un calzado adecuado para personas mayores que favorezca su movilidad evitará  heridas, dolores y sobre todo evitará caídas y fracturas. Sigue estos consejos en esta  guía básica para acertar.

Lo primero que debes hacer antes de seleccionar el calzado adecuado para una persona mayor es valorar su capacidad y funcionalidad. Es decir, tienes que saber si es capaz de calzarse, si tiene deformaciones en los pies o si hay puntos dolorosos.

La parte estética también es importante ya que la persona que lo use debe sentir que va con sus gustos. Otro aspecto a tener en cuenta es el uso que se va a dar al calzado. Obviamente no es lo mismo caminar en casa que en la calle.

Además debes tener en cuenta una serie de cambios que se producen como consecuencia del envejecimiento. Pero lo más importante es que el calzado proporcione estabilidad para evitar caídas.

Los 5 aspectos a tener en cuenta al elegir calzado para personas mayores

  1. Función del calzado: elegir un calzado de acuerdo a la utilidad que se le vaya a dar: caminar, estar en casa, hacer ejercicio, calzado de invierno o verano. Muchas personas mayores hace ejercicio físico por lo que deben elegir un calzado apropiado para el tipo de deporte sin correr riesgos.
  2. Inestabilidad y trastornos en la forma de andar: el primer objetivo que debe cumplir un calzado es que favorezca el andar y evite, en la medida de lo posible, resbalones y caídas. Escoge calzado que se adapte a los movimientos del pie.
  3. Pies sensibles: la sequedad en piel y uñas favorece la aparición de posibles heridas que son foco de infecciones. Para evitarlo, debemos elegir calzado sin costuras interiores y bien acabado para evitar rozaduras y heridas.
  4. Dolencias que se padecen: artrosis, artritis, diabetes,… estas enfermedades influyen en la funcionalidad de los pies y pueden provocar dolor. ¿Qué debo buscar? Un calzado con suela que no resbale y que se adapte a las dolencias que tengamos para no generar dolor. Que sea flexible.
  5. Elegir tamaño adecuado: quizá nuestro pie ha cambiado y ya no nos sirve el número que solíamos utilizar. Para saber cuál es la talla correcta, debo fijarme en que el dedo más largo debe tener al menos espacio de un centímetro de la puntera. ¡Ojo con los juanetes! y vigila que el talón esté bien colocado en la parte trasera.

Como ves, elegir calzado en una persona mayor no es cualquier cosa. Un buen zapato o zapatilla es un elemento básico en cualquier persona, pero en los mayores es crucial para evitar daños, roturas, molestias y otras dolencias que pueden acabar con la calidad de vida que se gozaba.

Por ello, antes de elegir un calzado adecuado te recomendamos que acudas a lugares de prestigio reconocido. Asesórate con empresas de confianza que se dedican al cuidado de mayores.

mSoluciona es una empresa de ayuda a domicilio que dispone del servicio de asistencia y cuidado de mayores. La higiene y aseo diario personal del anciano, el cambio de pañal, el vestido y elección de calzado son algunas de las tareas de las que nos encargamos a través de nuestras cuidadoras.

Sigue estos consejos para elegir el calzado correcto y no corras riesgos. Si lo deseas también puedes llamarnos sin compromiso y  profesionales especializados te atenderán.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)